Compartir
Más Que Pop

María Martí es una joven DJ que empieza a desarrollar su carrera pinchando en varios locales de Madrid. Es habitual escuchar sus sesiones los fines de semana en el restaurante Ornella y en Goya Social Club. “Empecé a conocer gente que tenía sus controladoras, a salir de fiesta y me picó la curiosidad. Me compré un equipo chiquitito y empecé a darle caña hasta hoy”, explica en relación al motivo de ser deejay.

Posteriormente, María se apuntó a un estudio para aprender a utilizar equipos más potentes. “Ahí empecé a producir. Me empezaron a salir trabajos y a ganar dinero con esto”, recuerda.

Su maestro Jose Ignacio, profesor de una escuela de DJs en Madrid, ha sido clave en los inicios de su carrera, tal y como reconoce su mánager, Eduardo González, quien alaba el talento de María a la hora de mezclar música. “Jose Ignacio es quien me la recomienda porque dentro de mis eventos tenía que sustituir a Myrna Cabré (también DJ y entrevistada en este mismo programa). Quería una DJ joven con progresión en house. Jose Ignacio me la recomienda muchísimo, me dice que es su alumna más aventajada de la que estimaba que iba a tener una gran progresión en el futuro. El primer día que vino a pinchar a un restaurante fue para mi una magnífica sorpresa escuchar su sesión de deephouse y house fantástico, inclusive para el entorno del restaurante porque los camareros me felicitaron por lo que denomino mi DJ más joven”.

A la hora de mezclar sonidos, María se decanta por estilos como el funk y el jazz, y la rama de deephouse más elegante. Para quien no sepa en qué consiste el estilo deephouse, María lo describe como “sonidos  suaves, ambientales y melódicos”.  No obstante, ella añade a sus mezclas “mucha música vocal para que se digiera un poco más”. Además, se siente más cómoda pinchando lo que le gusta: “Empiezo con un deephouse y me voy al house o al tech house. No pincho reggaeton porque no me divierte mezclar ese tipo de música. Pero lo bailo”.

Además de actuar en los locales donde lo hace habitualmente, también va a formar parte de un proyecto que fusiona música y arte, tal y como explica en la entrevista.

Asimismo, revela algunos de sus deseos profesionales, como pinchar en Ibiza. “Nunca he estado en la isla y si es para pinchar me quedo ahí”. También le gustaría actuar en un barco y “hacer un live con alguien tocando el saxo”, añade.

Durante el programa suenan algunas de sus mezclas. Puedes escucharlo completo a continuación.

Escribe una respuesta

Por favor, publica tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí